13 Dic./ Arte y moda. Moda y revolución

Moda y vanguardia. El racionalismo

Día: Lunes, 13 de diciembre de 2021
Hora: 19:00
Lugar: La Fábrica de Gomas,
Fuente de la Teja, 12 (Soto de Lezkairu)
Plano de localización: aquí

Ponente: Emilio Quintanilla Martínez
Organiza: Pedro Salaberri, Vocal de Artes Plásticas

Arte y moda. Moda y revolución

En este ciclo intentaremos acercarnos al estudio de la indumentaria, no como un hecho meramente formal, social o superficial, sino como un complejo fenómeno en el que se manifiesta con toda claridad la evolución de la cultura y en el que participan factores sociales, políticos, morales, económicos, etc. La moda manifiesta las raíces ideológicas y materiales de una sociedad y también, al participar la voluntad de la persona concreta, la relación de ésta con el medio en el que transcurre su vida.

En esta ocasión, nos centraremos en momentos clave para comprender esta relación, analizando momentos revolucionarios, es decir, de ruptura con las tendencias anteriores al paso de los cambios provocados por elementos políticos o ideológicos.
Atenderemos a personajes concretos en los que se manifiesta claramente esa evolución.

Moda y vanguardia. El racionalismo

Las teorías racionalistas, que se manifiestan en formas lineales, simplistas, se aprecian no sólo en la geometría de arquitectos como los de la Bauhaus o Le Corbusier, o en pintores como los cubistas o Mondrian; sino que también se imponen en las creaciones de Chanel, Yves Saint Laurent o la moda minimalista actual.

Emilio Quintanilla Martínez es licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla y doctor por la de Navarra. Su vida ha estado dedicada a la investigación y a la docencia, en los temas relativos a la protección del patrimonio, a la iconografía, la didáctica del arte, la Órdenes, etc. Ha sido profesor en la Universidad de Navarra e impartido clases en diversos centros culturales en los que ha podido realizar su principal objetivo profesional y vital: difundir el conocimiento, aprecio y disfrute de las artes en los ámbitos sociales más amplios posibles. En este sentido destaca su participación en las tareas del Ateneo Navarra durante ocho cursos, ejerciendo como vocal de Artes Plásticas.