17 Jun./ El Ateneo presenta…

Carretera asfaltada en dos direcciones (Two-Lane Blacktop)

Fecha: Jueves, 17 de junio 2021
Hora: 19:30
Lugar: Filmoteca de Navarra. 
Plano de localización: aquí

Precio: 1 euro, presentando el carnet del Ateneo 
(Entrada normal: 3 euros)  

Presenta: Lucía Salas
Organiza: Miguel Zozaya, Vocal de Cinematografía

Año: 1971 / Pais: EE.UU. / Duración: 101’ Color / Director: Monte Hellman / Guión: Rudy Wurlitzer, Will Corry / Fotografía: Jack Deerson / Reparto: James Taylor, Warren Oates, Laurie Bird, Dennis Wilson, David Brake, Richard Ruth, Harry Dean Stanton

Carretera asfaltada en dos direcciones (Two-Lane Blacktop)

El conductor (James Taylor) y el mecánico (Dennis Wilson), viven por y para las carreras. En su increíble Chevy de 1955, recorren todo el suroeste de Estados Unidos en busca de otros coches contra los que competir. Su dedicación al mundo de las carreras es tal, que ni siquiera hablan entre ellos excepto cuando es necesario. En una gasolinera, el conductor y el mecánico, junto con una jovencita (Laurie Bird) que ha decidido congraciarse a sí misma y su mundo, conocen a GTO (Warren Oates), un hombre de mediana edad que inventa historias sobre sus hazañas. Finalmente deciden hacer una carrera hasta Washington, en la que el ganador se quedará con el coche de su oponente. En el camino, la carretera y la carrera representarán metafóricamente las vidas de estas personas y la lucha por su destino. 

Despedimos la presente temporada rindiendo homenaje, en colaboración con la Filmoteca, al recientemente fallecido Monte Hellman (1929-2021), icono del cine independiente americano de los años 60 y 70.

Hellman comenzó su carrera como director teatral y montador televisivo, para dar el salto al cine de la mano del cineasta y productor Roger Corman, de quien aprendió a trabajar rápido y con escasos medios en sus producciones de serie B. Tras probar sus primeras armas en baratos filmes bélicos y de terror, Hellman realiza en 1966 dos atípicos westerns existencialistas, El tiroteo y A través del huracán, en los que ya cuenta con sus actores fetiche: Warren Oates y Jack Nicholson (quien también firma el guion del segundo filme citado). El notable reconocimiento crítico que ambas películas obtienen en Francia sería decisivo para que la Universal, en busca del prestigio cultural que habían obtenido las “nuevas olas” del cine europeo y siguiendo la estela del reciente éxito de Easy Rider, se decidiera a encomendarle la dirección de la película que proyectamos este mes: Carretera asfaltada en dos direcciones. La película fue rápidamente considerada paradigma de un nuevo cine norteamericano independiente de la década de los 70. Sus protagonistas (los músicos James Taylor y Dennis Wilson –batería de los Beach Boys– y la actriz Laurie Bird) funcionan como el síntoma de una juventud con una dirección, pero sin propósito, como esas inacabables carreteras de la Ruta 66 que conforman el recorrido del filme: un sinfín de gasolineras, estaciones de servicio con diners, algún que otro encontronazo amoroso y la más profunda incomunicación.

Como buen maverick, la carrera posterior de Hellman fue errática y complicada, aunque destacan títulos como sus siguientes colaboraciones con su amigo Oates (Gallos de pelea y el notable eurowestern Clayton Drumm) o su última película, Road to Nowhere, estrenada en el Festival de Venecia de 2010 tras veinte años sin haber dirigido ningún largometraje. Para entonces, su legendaria figura ya había sido reivindicada y homenajeada por Quentin Tarantino en Deathproof (a quien Hellman había asesorado para su debut, Reservoir Dogs, en la que acabó figurando como productor ejecutivo).