Otoño en El Algarve

El Ateneo no pudo resistir la tentación de recorrer sus ciudades y volver a ver el mar.

Algarve

Su paisaje y gastronomía son únicos, pero descubrirlos en una estación tan bella como el otoño lo hace más interesante y especial. Conozcamos un poco más la historia de este territorio portugués.

Su nombre proviene de la voz árabe al-garb (el occidente). Fue un importante territorio de cultura, ciencia y teología islámicas. La ciudad de Silves (entonces diez veces mayor que Lisboa) fue su más importante centro cultural, aunque más tarde pasó a pertenecer a la taifa de Sevilla. El rey Sancho I de Portugal conquistó Silves en 1189, pero no fue hasta 1249 cuando el rey Alfonso III de Portugal conquistó definitivamente todo el Algarve, pasando a titularse rey de Portugal y Algarve. Tras el tratado de Badajoz, en 1267, pasó este territorio, definitivamente, a la corona única de Portugal. En la reconstrucción de las ciudades a causa del terremoto tuvo gran importancia el marqués de Pombal.

El terremoto, cuyo epicentro estuvo próximo al Algarve, tuvo un profundo efecto de Europa. Relatos de muchos testigos aparecieron en los periódicos, algunos escritos por extranjeros residentes en Lisboa. Se inició un acalorado debate sobre si el terremoto había sido un fenómeno natural o una prueba de la ira divina. La Iglesia lo interpretó como un castigo de Dios y anunció para el futuro mayores catástrofes. Las figuras literarias del momento debatieron el significado del suceso, entre ellos Voltaire, que escribió un poema sobre el desastre, proponiendo su visión de que el mal existe y el hombre es un ser débil e impotente cuyo destino es la infelicidad. Se calcula que más de 20000 personal perdieron la vida en Portugal. Fue el 1 de noviembre, día de Todos los Santos, cuando muchos fieles se hallaban dentro de las iglesias celebrando la festividad. Nada más en Lisboa se derrumbaron 20 iglesias aplastando a los allí reunidos.  Después, sacudió el litoral un gran maremoto seguido de incendios. La familia real salió indemne, pues se encontraba en el palacio de Belem, el lugar menos afectado de Lisboa. En el Algarve afectó sobre manera a las ciudades de Faro, Tavira y Lagos.

Aquí debajo os dejamos el pdf con lo que fue el itinerario.